Cómo crear una web profesional y convertirte en tu propio jefe

 

¿Te atrae la idea de vivir de tu propia página profesional? Imagina que tu página es tu negocio. Te dedicas a lo que te gusta y eres el jefe. Tu propio jefe. No me digas que no suena bien. ¿Demasiado bonito para ser verdad?

 

Si se lo planteas a tu madre te aconsejará dejar de entrar en Instagram una temporada. Tal vez has visto demasiados selfies de influencers que te muestran lo felices que son.

Despierta y piénsalo seriamente. Realmente hay quien vive de esto. Otros lo intentan.

 

Ahora olvídate de las imágenes seductoras de la publicidad: una cabaña en medio de un bosque de cuento, una playa sin domingueros… Ser el dueño de una web profesional, obtener beneficios e incluso vivir de ello sí es posible.

 

He dicho posible, no fácil. Esto es un trabajo tan duro como otro cualquiera. Para dedicarte a ello necesitas talento, preparación y constancia. Igual que para cualquier otro objetivo que te propongas. ¿Quieres saber los pasos que tienes que dar?

 

Si lo tienes claro, desde Cienweb, te quiero ayudar.

 

No sigas leyendo en el caso de que tu idea sea abrirte un blog gratuito amateur para enseñárselo a tus amigos. Una página profesional es tu pasión, tu negocio y tu estilo de vida. Eso necesita una inversión de dinero, tiempo y mucho esfuerzo si quieres ver la recompensa. Comencemos.

 

Crear una web profesional y convertirte en tu propio jefe

 

Tu valor diferencial  

Este es el primer paso. Se trata de potenciar lo que te hace único. Todos tenemos algo especial, tú también. Solo hay que verlo. Si crees que ese no es tu caso, déjalo.

Nadie creerá en ti, en tus ideas, tus ilusiones, tu trabajo, si tu no crees en ello.

 

La competencia es demasiado fuerte. Lo has oído infinidad de veces: todo está en Internet. Destaca lo que te hace diferente, lo que puedes aportar a esos seguidores que son clientes en potencia. Abrir una página profesional para ofrecer más de lo mismo solo te hace perder el tiempo y el dinero.

 

Una vez decidido a dar el salto, define claramente cuál va a ser tu identidad en la Red. Es el punto de partida que marcará la línea a seguir en cada paso que des a partir de ahora. Empezando por el nombre de tu marca o los colores corporativos, cualquier decisión que tomes debe poner en manos de tu público aquello que necesita y solo tú le puedes dar.

 

Escribe sobre aquello que te apasiona y piensa cuál va a ser tu aportación personal. Se trata de hacerte visible entre miles de blogs dedicados a la misma temática. El contenido de calidad, ofrecer un producto bien elaborado, trabajar el SEO y las actualizaciones constantes son parte del proceso.

 

Dentro de tu área de especialización, piensa en ofrecer temas interesantes (y útiles) que tengan un público potencial amplio. Se trata de dar respuesta a contenidos demandados en los buscadores y destacar entre los resultados disponibles.

 

Esta es una carrera de fondo y te conviene tener paciencia. No esperes monetizar tu blog inmediatamente. Si esto es lo tuyo y te esfuerzas, verás los resultados, pero nada va a ocurrir de un día para otro.

 

Tu propio dominio

Profesional y gratuito son términos incompatibles. Si apuestas por dedicarte a esto, olvida las plataformas gratuitas. Empezando por la imagen que das. No basta con ser profesional, hay que parecerlo. Al registrar tu propio hosting y dominio, te conviertes en el dueño de tu proyecto.

 

Las prestaciones y la calidad que ponen en tus manos las plataformas como WordPress.org son muy superiores a las opciones gratuitas. No lo dudes. Es la diferencia entre ser amateur o profesional.

 

¿Dónde tienes que acudir para adquirir hosting y dominio? Las posibilidades entre las que elegir son muchas.

 

Yo te recomiendo una apuesta segura en cuanto al hosting: Webempresa. Te ofrece opciones tan ventajosas como copias de seguridad en lapsos de 4 horas y servicio en castellano. Además, te puedes beneficiar de un descuento de un 25% usando la clave webempresacienweb.

 

En cuanto al dominio, Webempresa te lo regala al contratar el hosting.  Los pasos que tienes dar para adquirirlo no pueden ser más sencillos. La privacidad de tus datos personales está garantizada. Puedes tener total tranquilidad en ese sentido.

 

Al elegir el nombre de tu dominio ten en cuenta entre otros puntos clave el posicionamiento, la originalidad y la facilidad para recordarlo:

  • Si eres freelance y tienes un bonito y sonoro nombre de pila, ya lo tienes hecho.
  • Si se trata del visibilizar un negocio, la opción más socorrida es usar el mismo nombre de la marca.
  • Una buena idea de cara al SEO es buscar el nombre de un determinado producto o artículo que no suene demasiado genérico.

 

Como todos sabemos, el dominio de nivel superior más popular y reconocible en cualquier rincón del planeta es .com, seguido de opciones, como .net. Dependiendo del público al que te dirijas, puedes seleccionar el nombre de un país, en España sería el .es.

 

Los plugins que necesitas

Los plugins que vas a instalar te permiten construir y completar tu página. Tienes infinidad donde elegir. Los hay para cubrir cualquier necesidad que surja durante el proceso de creación de tu web profesional.

 

Instala solo aquellos que realmente necesitas. Yo te recomiendo los que me han dado mejores resultados:

 

Para posicionarte bien en las búsquedas, aparte de escribir sobre temas que tengan verdadero interés, tienes que trabajar la optimización.

El plugin Yoast SEO detecta inmediatamente cualquier fallo o carencia relacionada con el SEO y la claridad del contenido. Utiliza el código de un semáforo que te avisa si vas por bien camino: al pasar del rojo al verde es que el contenido está bien optimizado.

 

Como ves, resulta muy fácil de manejar. Yoast incluye apartados para escribir frases clave de objetivo, analizando su densidad y el uso de sinónimos. También te informa del correcto uso de los titulares, las metadescripciones, los textos alternativos de las imágenes destacadas…. De manera inmediata y sencilla compruebas que tus textos están bien enfocados al SEO.

 

¿Necesitas colocar en tu página cajas de suscripción? ¿Quieres que se abran pop ups? Verás como aumentan los suscriptores, visitas y clicks instalando un plugin que te permita añadir estas funciones, manejando unas herramientas bastante intuitivas.

Yo elegí Convert Pro y noto los resultados al crear formularios de alta conversión. Es perfectamente compatible con los proveedores más utilizados de email marketing.

 

Si lo tuyo son las ventas, una landing page bien diseñada te ayudará a multiplicar los clientes. Es un recurso imprescindible para darle a tu negocio online el impulso que necesita. Utilizando Leadpages crearás campañas de captación de leads con una gran rapidez que te sorprenderá. Sin usar código, lo único que harás es adaptar los contenidos a tu manera. Personaliza las imágenes y textos, promocionando tu marca.

 

¿Te atrae la idea de conseguir ingresos pasivos mediante el marketing de afiliados a través de tu página? No se trata de una fórmula mágica que te hace ganar dinero sin esfuerzo. Ni mucho menos. Para conseguir buenos resultados hay que trabajar teniendo muy claro el objetivo y manejando las herramientas adecuadas. Una de las que mejores resultados me ha dado es el plugin AAWP (Amazon Affiliates for WordPress).

Si Amazon lo recomienda no hace falta añadir mucho más. Todo son ventajas:

 

  • Consigue actualizaciones automáticas de los precios y la disponibilidad en stock de los productos.
  • Personaliza a tu gusto el diseño para que se integre mejor en tu imagen de marca.
  • Te permitirá mostrar tablas y comparativas de productos que resultarán muy útiles para ayudar a los clientes.
  • Visibiliza a los visitantes de tu página cualquier novedad que surja, anticipándote a la competencia.

 

Si hace tiempo empezaste a escribir un blog y se ha quedado anticuado, puedes migrar algunos contenidos a WordPress. Para conseguirlo, puedes utilizar Migrate Guru. Otro plugin que resulta muy intuitivo de manejar y te permitirá trasladar a otro dominio contenidos que ocupan hasta 200 gigas.

 

También te encontrarás algunos instalados por defecto en WordPress, como es el caso de Akismet. Funciona como un filtro anti-spam en los comentarios de los usuarios. No permitas que te la cuelen. Eso dañaría gravemente tu imagen y ahuyentaría a tus clientes.

 

Elige un tema personalizable

No lo dudes: Divi de Elegant Themes. Cuando lo descubrí, supe que no necesitaba ningún otro. Es un tema tan fácil de manejar como flexible. No es necesario que tengas conocimientos de CSS o PHP. Una página tiene que tener una personalidad propia muy definida, que se ve claramente en el momento de abrirla.

 

Ponte en el lugar de tus clientes: han buscado información sobre tus productos, han encontrado tu página y han leído la descripción en la que aseguras que tu negocio es diferente. Entonces abren la página y se encuentran el mismo diseño que han visto repetido cientos de veces en otras webs.

 

Por eso te recomiendo que apuestes por Divi si no quieres que te pase esto. Con un coste de mantenimiento anual, tendrás todas las actualizaciones, temas y soporte de  Elegant Themes, cuyo nombre ya lo dice todo. El diseño personalizado de tu página web será muy útil para mostrar ese valor diferencial que te hará destacar.

 

Cuando quieras comprobar la calidad de sus productos Premium, acude a Divi Cake. Allí podrás adquirir las plantillas de Divi Layouts, las extensiones de Divi plugins y tendrás la facilidad de personalizar la apariencia de tu página gracias a los temas de Divi Child.

 

Esta herramienta se ha convertido en algo tan importante en mi trabajo que decidí contratar un plan de acceso por vida, tras un par de años pagando el Developer.

Te recuerdo las ventajas que yo he conseguido para siempre en Divi y de las que tú también te vas a beneficiar:

 

  • Disfrutarás de una tarifa única.
  • Accederás a todos los temas y complementos.
  • Se instalarán las actualizaciones que aparezcan.
  • Tendrás un soporte Premium de asistencia.
  • Podrás usar el sitio web de forma ilimitada.
  • Contarás con una garantía libre de riesgo.

 

¿Suena bien, verdad? Merece la pena considerar esta posibilidad. Los resultados están a la vista. Son los diseños que necesita una página profesional, realizados con herramientas sorprendentemente fáciles de usar.

 

La estructura básica

¿Cuáles son los apartados imprescindibles en una web? Te recomiendo que no añadas más que los necesarios. El público no se puede perder entre un exceso de información. Hay que ir directos a lo que buscan y a vender tu imagen.

 

INICIO o HOME es el escaparate de tu negocio en Internet. Se trata de ofrecer un contenido que invite a seguir navegando hasta llegar donde te interesa. Si falla la página de INICIO, perderás muchos clientes. Hay que ser muy claro definiendo en qué consiste tu negocio y qué aporta. Explícate de manera sencilla y usa un tono persuasivo sin caer en tópicos de charlatán de feria.

 

En SOBRE Mí, ACERCA DE o MI HISTORIA, se trata de presentarte. Un resumen plano de tu curriculum aburrirá hasta a tus mejores amigos. Aquí puedes emplear recursos de la narrativa (storytelling) para contar tu trayectoria de manera emotiva. Así conectarás con potenciales clientes que sentirán empatía. Es fundamental conseguir la identificación de tu público contigo y con tu marca.

 

SERVICIOS o NUESTROS PRODUCTOS  son los nombres habituales cuando se trata de convencer al público de tú puedes darles exactamente lo que están buscando. No se trata simplemente de rellenar espacio con fichas descriptivas. ¿Te ha quedado claro que se trata de mantener la atención?

 

Conoce bien a quién te diriges. Si vendes sombreros, por ejemplo, piensa porqué los visitantes de tu página necesitan un sombrero. Cuál es su motivación. Entonces define la manera en que les vas a demostrar que tú tienes los sombreros que van a cubrir no solo sus cabezas, sino sus necesidades.

 

La página de CONTACTO es una puerta abierta conectar y ofrecer información personalizada al público. Se puede abrir el email directamente o añadir un formulario con varios apartados, que te llegará automáticamente a la dirección que elijas.

 

Las páginas que te he indicado son estáticas. Cada vez es más frecuente incluir un BLOG  con entradas dinámicas que actualizas cada cierto tiempo. Como has visto, aquí se trata de generar contenidos de calidad y prestar mucha atención al SEO.

 

Puedes escribir directamente tus propias entradas o contratar a un blogger profesional que se encargue de ello. Los profesionales más hábiles de la escritura captan inmediatamente la esencia del negocio y se expresan como si fueras tú mismo.

 

Creando contenidos

La habilidad, conocimiento y esfuerzo para crear contenidos de calidad es algo tan valorado en Internet que ya hay profesionales que se definen como creadores de contenidos. Esto incluye todo lo que puedas ofrecer a tus seguidores en formato digital: texto, foto, vídeo audio, infografía, animación…

 

Si has buscado información sobre los profesionales que escriben para Internet, te darás cuenta de hay cierta confusión sobre cuáles son exactamente sus competencias e incluso cómo debemos referirnos a ellos.

 

Primero tenemos que distinguir entre redactor propiamente dicho y copywriter. Un redactor de contenidos web se dedica a escribir textos corporativos, bien expresados, siguiendo las indicaciones del cliente en cuanto al tono que emplean. Muchos de estos profesionales cobran por palabras.

 

El copywriter se dedica a la publicidad. Escribe textos persuasivos para páginas de ventas, embudos de conversión, campañas de email marketing y cualquier otro canal dedicado directamente a provocar una respuesta determinada por parte de los usuarios.

 

También tiene cabida la escritura para entidades sin ánimo de lucro: campañas de sensibilización para una ONG, recogidas de firmas, captación de voluntarios… Por su parte, las grandes empresas recurren con frecuencia a determinadas acciones de marketing social.

 

La repercusión de este oficio ha aumentado enormemente, gracias a influencers como Maïder Tomasena, Javi Pastor y Rosa Morel. La que durante muchos años fue la profesión menos valorada en el mundo de la publicidad, se ha disparado con la aparición de los negocios online y la necesidad de convencer y diferenciarse de la competencia.

 

El redactor que escribe entradas optimizadas en una web, blog o redes sociales sin incitar de manera directa a la venta u otro tipo de conversión (solicitud de información, descargar un archivo…) se dedica al marketing de contenidos. A menudo se publicitan como redactores SEO.

 

En cuanto a los contenidos multimedia, si eres polifacético y manejas programas de edición de vídeo (Avid), retoque de fotografías (Photoshop) o diseño gráfico (Indesign) aprovecha tu talento. Si no es tu caso y no puedes permitirte contratar los servicios de otros profesionales, no te preocupes:

 

Existen infinidad de herramientas con múltiples prestaciones gratuitas y muy intuitivas que te permitirán dar los primeros pasos creando contenidos multimedia. Esto es posible aunque no tengas conocimientos de diseño, maquetación o retoque digital.

 

Canva es una de las más populares. Puedes diseñar logos (sí, también se usan aunque seas freelance), infografías, calendarios, posters, flyers, cabeceras de Facebook, entradas de Instagram

 

No lo olvides: ya seas el dueño de una tienda virtual, una página sobre arte, un bloguero de viajes o un profe online, cuida la calidad de tus contenidos. La oferta es inmensa y el público es muy exigente cuando tiene donde elegir.

 

Entre esa oferta de proporciones gigantescas, la formación ocupa un lugar destacado. Tanto es así, que merece que le dedique un capítulo aparte.

 

La formación online

Ya que ha surgido el tema de los influencers que son auténticos cracks, si los sigues te darás cuenta de que a medida que crecen se centran cada vez más impartir clases. En la Red encontrarás cursos de todo tipo. Es un sector en auge que puede generar ingresos elevados. Para ello tendrás que trabajar mucho, primero en la consolidación de tu página.

 

La formación online puede ofrecerse en diferentes formatos, que a menudo se complementan. Estos son los que mejor funcionan:

 

Academia virtual

Te permiten crear tu propia escuela online, con todas las funciones que necesitan tus alumnos. Puedes impartir clases en directo, convocar reuniones, corregir ejercicios enviados por correo interno… Piensa en todo lo que puedes encontrar en una academia real y trasládalo al mundo virtual.

 

Teleformación

Se trata de impartir clases online pero permitiendo que el alumno siga su propio ritmo. Los contenidos se cuelgan en PDF, vídeo y/o podcast para que los alumnos vayan aprendiendo. Se les atenderá en tutorías por email y también es posible convocar videoconferencias para resolver dudas en directo y luego subir la grabación.

 

Tutorías personalizadas o mentorías

One to one son las clases particulares de toda la vida (ya sabes que en inglés todo suena mejor), pero a través de plataformas específicas o simplemente usando herramientas como Skype. Así se ofrecen consultorías a particulares y empresas, se imparten clases magistrales o se orienta a un futuro profesional. A medida que avances, tus mentorías se cotizarán cada vez mejor.

 

Do it yourself

Lo dicho: ¿Para qué traducirlo si suena tan bien? De tutoriales en Youtube a los libros electrónicos. Los contenidos se reproducen, descargan o se reciben por email. Esta modalidad permite obtener ingresos pasivos a muchos profesionales. Es habitual ofrecer algunos contenidos gratuitos útiles y atrayentes, que te dejan con ganas de saber más. Previo pago de su importe, por supuesto.

 

Por lo tanto, la enseñanza virtual es una de las modalidades más eficaces de monetizar una página y llegar a vivir de ello. Estamos en un momento perfecto para crear cursos o talleres de formación online en cualquier especialidad.

 

La promoción

Ya has creado tu página. También has empezado a crear contenidos interesantes. ¿Ahora es el momento de esperar a que el público te encuentre? Por supuesto que no. Debes buscarlo. Una parte importante de tu éxito dependerá de la capacidad y el empeño en vender tu imagen, tu marca y tu producto.

 

Redes sociales

La difusión de cualquier contenido que te interese promocional en los medios digitales pasa por una utilización eficaz de las redes sociales. El primer paso es decidir cuáles son las más adecuadas para lo que tú ofreces.

 

No te abras perfiles en todas las redes. Estar por estar puede provocar el efecto contrario al que buscas. Elige dependiendo del tipo de contenidos que vas a promocionar y a quién te diriges. Instagram es muy popular y cada vez es más utilizada para promoción y ventas, pero si tu producto no tiene atractivo visual, no es tu sitio.

 

Conocer bien los hábitos de tus clientes potenciales te llevará a estar presente donde ellos se mueven habitualmente. Esto será el resultado de un análisis de mercado que tendrá en cuenta el segmento donde encaja tu proyecto.

 

No mezcles tu vida personal con los negocios. Si te dedicas al sector de la alimentación, por poner un ejemplo, a tus clientes no les importan tus opiniones políticas o de qué equipo eres. Puedes compartir algunas experiencias personales, pero piensa bien lo que merece llegar al público interesado en tu producto y lo que está fuera de lugar.

 

Crea cuentas profesionales para potenciar tu imagen de marca. Emplea en ellas el fondo y la forma que has definido en tu web. Analiza las entradas más populares. Ten en cuenta las costumbres y los horarios de tu público a la hora de programar la subida de los contenidos a tus perfiles oficiales.

 

A nivel visual, busca la armonía con tu identidad corporativa. Un ejemplo de esta tendencia lo encontramos en los perfiles de empresas que emplean siempre el mismo filtro para todas las fotos y la misma gama de colores de su página oficial.

 

Dirígete a tu visitantes siempre en el mismo tono. La cercanía funciona muy bien en determinados sectores, sobre todo dirigido al público joven. Sin embargo un trato muy informal en ocasiones puede ser improcedente. Muéstrate como eres y dirígete al público como si tuvieras delante a cada uno de ellos.

 

Listas de correo

Seguramente te has suscrito (y dado de baja) de infinidad de newsletters desde que empezaste a navegar por Internet. El email marketing puede ser un arma de doble filo si no se controla con acierto. Por un lado puedes aumentar enormemente tu número de  seguidores, pero hay que elaborar con cuidado los contenidos para no provocar rechazo.

 

El primer paso en una estrategia de marketing por correo electrónico es el lead magnet. Es un contenido que ofreces gratuitamente, pero quien quiera recibirlo debe suscribirse antes a tu lista de correo. Una opción tan simple como efectiva. Por supuesto que no vale regalar cualquier cosa, así nadie se sentirá agradecido y se darán de baja como suscriptores inmediatamente.

 

Ofrece un contenido de valor, bien presentado y que encaje en lo que tu público necesita.

Si eres hábil redactando píldoras de contenido tan útiles como ingeniosas, tus propios suscriptores se encargarán de compartirlas reenviándolas. Así se ganan muchos clientes.

 

Las plataformas para diseñar campañas de email marketing te permitirán usar herramientas como los autorresponders, capaces de programar respuestas automáticas a cuestiones concretas, no solo para avisar de que un email te ha llegado y pronto recibirán respuesta. En este caso conviene emplear las opciones de personalización, dirigiéndote directamente al usuario por su nombre.

 

Una de las plataformas más populares para envío de emails masivos es Mailchimp. Te permite servicios gratuitos con limitaciones, siempre que no superes los 2000 emails enviados por campaña. Una de las más completas es Active Campaign, un servicio de email marketing de pago. Teniendo en cuenta que se paga por cada suscriptor, te conviene manejar herramientas que te permitan detectar y eliminar usuarios inactivos.

 

En Conclusión…

Vivir de tu página web es posible. Insisto: he dicho posible, no fácil.

¿Hay emprendedores que ganan mucho dinero con este negocio? Sí.

 

Ten muy presente que no todos tienen el mismo talento ni ponen el mismo empeño. Te recomiendo que lo intentes si realmente lo tienes claro y eres consciente de dónde te estás metiendo. Si tienes una visión realista de lo que supone ser el dueño de una página profesional, te animo a dar el salto.

 

Aquí he resumido las herramientas fundamentales que vas a necesitar en tu camino hasta lograr el objetivo que te has marcado. Cienweb trabaja para hacer realidad los proyectos de profesionales, empresas y cualquier entidad que necesite crear una página profesional. Sabes que si necesitas mi ayuda, puedes hablar conmigo con total confianza.

 

Cómo crear una web y convertirte en tu propio jefe

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies